• Bizcocho
    Bizcochos,  Dulces,  SCD,  Sin almidón,  Sin gluten

    Bizcocho de plátano y harinas de almendra y coco

    Este es un bizcocho muy goloso y fácil de hacer. Los plátanos maduros le dan mucho dulzor y la crema de anacardo un punto sabor muy interesante. Es ideal para hacer en panificadora, en la que da los mejores resultados.

    Este tipo de bizcochos dan su mejor resultado hechos a temperaturas bajas. La panificadora se convierte en una instrumento ideal para cocinarlos. En el horno quedan algo más húmedos por dentro, pero en la panificadora quedan bien hechos y jugosos.

    Es muy importante que los plátanos estén muy maduros para que quede bien dulce, pero si no lo están se puede añadir una cucharada de miel a la mezcla. Es un bizcocho muy fácil de hacer y muy rico.

    Puede servir para usar los restos de hacer leche de frutos secos. Yo suelo usar para estos bizcochos los restos de la leche de avellanas y sésamo, pero vale cualquiera. La crema de anacardos puede ser también de almendras e incluso de cacahuete. Si no tenemos ninguna de estas cremas, podemos sustituirla por una cucharada de aceite de coco o incluso de girasol. En vez de pasas se pueden poner arándanos, que quedan también muy buenos.

    Si queremos que quede bien esponjoso le podemos poner una cucharadita de bicarbonato.

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    ingredientes

    Ingredientes:

    • Dos o tres plátanos muy maduros
    • 2 o 3 huevos, dependiendo del tamaño
    • 100 gramos de harina de almendra(o restos de hacer la leche vegetal)
    • Una cucharada colmada de harina de coco
    • Una cucharada de mantequilla de anacardos
    • Un puñado de pasas
    • Un puñado de nueces pecanas

    Elaboración:

    Separamos la clara del la yema y la batimos a punto de nieve.

    claras montadas
    Mezclar las yemas con los plátanos previamente triturados y la cucharada de mantequilla. Añadir las harinas. Cuando la masa esté amalgamada ponemos las claras batidas a punto de nieve y las mezclamos con movimientos envolventes para que no se bajen.

    mezcla con nueces y pasas

    Añadir las pasas y las nueces.

    en molde

    Una vez en el molde podemos adornarlo con pasas por encima.

    En la panificadora tarda entre 3/4 de hora y 55 minutos en modo horno. Hay que prestar atención  a que no se queme. Para ello se puede forrar el molde con papel de horno, aunque no es realmente necesario si podemos vigilar los últimos minutos de cocción.

    En el horno hay que poner a 170ºC y dependiendo del horno tarda entre 30 y 40 minutos. Quedará algo húmedo por dentro.

    listo

    Que lo disfrutéis!

    Y si te animas a preparar este plato compártelo en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de dulces y bizcochos aquí.

  • tirabeques con tomate
    SCD,  Sin almidón,  Sin gluten,  Verdura cocida

    Tirabeques con tomate

    Este es un plato sin complicaciones. Preparar así los tirabeques es bien sencillo, quedan deliciosos y  sirven como entrante, guarnición o plato único.

    La primavera trae toda una variedad de nuevas verduras a nuestra cocina, y muchas no son muy conocidas. Es el caso del tirabeque que es un tipo de guisante, como bien explica aquí Bittor de Landetxe Orduña.

    Es una verdura versátil que se puede añadir a guisados, sopas o simplemente comer sola. Aquí la presento como un plato único, acompañada de huevo.

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    ingredientes

    Ingredientes:

    • Medio kilo de tirabeques
    • Media cebolla
    • Un puerro
    • Una lata mediana (400grs) de tomate entero
    • Concentrado de tomate
    • Aceite

    Elaboración:

    sofrito

    Pelar y cortar la cebolla y el puerro. Poner dos cucharadas de aceite en una sartén honda y sofreir ligeramente las verduras.

    Ahora añadimos tirabeques y les damos un par de vueltas. Hacer un hueco en el centro de la sartén y poner un par de cucharaditas de concentardo de tomate.  Mezclar bien y añadir los tomate aplastados previamente con un tenedor y el jugo de la lata.

    alsa con los tirabeques crudos

    Añadir sal, mezclar bien y dejar a fuego medio tapado hasta que los tirabeques estén tiernos.

    listo

    Una vez listo, yo lo serví como plato único añadiéndole huevo rallado. Pero como comentaba antes, puede ser la guarnición de una carne o un entrante.

    en plato

    Que lo disfrutéis!

    Y si te animas a preparar este plato compártelo en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de verduras aquí.

  • emplatado con patata
    Carnes rojas,  Olla lenta,  Sin gluten,  Slow Cooker

    Cabrito con verduras en slowcooker

    El cuello y  la falda son las partes menos apreciadas de la carne de cordero o cabrito. Sin embargo, se pueden hacer con ellas algunos platos realmente gustosos. Y si le añadimos unas patatas hervidas queda completo y muy sano.

    Para sacar todo el partido de estas piezas de carne basta añadir unas cuantas verduras y cocinarlas a baja temperatura. La ventaja de cocinar así estas carnes es que se vuelven completamente digestibles. En caso de que seas como yo y te caigan habitualmente pesadas, prueba esta receta y verás qué diferencia.

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    ingredientes

    Ingredientes:

    • Cuello de cabrito y algo de falda o costilla baja
    • Media cebolla
    • 4 dientes de ajo
    • Un pimiento verde
    • Una zanahoria
    • Tomate en conserva
    • Una cucharada de concentrado de tomate
    • Aceite de oliva, sal y pimienta

    Elaboración:

    Primeramente sellamos las piezas de cabrito.

    sellando

    Hacemos un sofrito. Ponemos en una sartén un chorrito de aceite,  las verduras picadas y tras unos segundos le añadimos el tomate concentrado y el tomate de lata.

    salsa

    Tras un par de minutos lo ponemos en la slowcooker añadiendo la carne, una hoja de laurel y unas ramitas de tomillo.

    en olla

    Cocinamos entre 3 y 4 horas en baja hasta que la carne esté lista.

    Podemos acompañarlo de unas patatas hervidas.

    emplatado con patata

    Esta receta está hecha con cabrito. Se puede preparar también con cordero, pero en ese caso hay que asegurarse de quitarle la mayor parte de la grasa, sobre todo de la parte de la falda. De otro modo puede quedar demasiado graso.

    Que lo disfrutéis!

    Y si te animas a preparar este plato compártelo en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de carnes aquí. Y de platos hechos con slowcoocker aquí.

  • listo primer plano550
    Dulces,  SCD,  Sin almidón,  Sin gluten

    Bizcocho básico de almendras y coco

    Fácil de preparar, se le puede regular la cantidad de miel para que sea más o menos dulce. Sirve para desayunos y meriendas y para cualquier ocasión en la que quieras comer un dulce.

    Este bizcocho básico es uno de los imprescindibles para cuando se está realizando la dieta de carbohidratos específicos (SCDiet) de Elaine Gottschall . Se puede comer en cualquier momento e incluso usar de base para cierto tipo de tartas (mas adelante podréis encontrar aquí alguna de ellas).

    Es posible también usar los restos de hacer leches vegetales, yo suelo hacer de avellanas con sésamo y queda muy bueno (han de estar bien escurridos y pesarlos con la almendra.). También se lo puede “tunear” con especias como el “pumpkin spice” o preparados de especias aromáticas que se te ocurran. A veces uso uno que encontré en una tienda de alimentación oriental.

    Como puedes ver, es un bizcocho básico que resulta muy versátil y sencillo. Para que suba y quede esponjosos hay que montar las claras a punto de nieve. Esto es fundamental, porque la harina de frutos secos es pesada y no leva al no tener gluten.

    Se cocina a temperatura más bien baja, sin pasar de los 170ºC. Queda especialmente bien si lo hacemos en una panificadora, porque estas no pasan de los 140º o 160ºC y el bizcocho queda muy bien cocido por dentro.

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    ingredientes

    Ingredientes:

    • 4 huevos
    • 3 cucharadas de aceite de coco en frío
    • 3 cucharadas de miel
    • 200 gramos de harina de frutos secos
    • 50 de coco rallado
    • Una cucharadita de bicarbonato
    • Un par de cucharaditas de especias para bizcocho al gusto

    Elaboración:

    Separar las claras de las yema. Montar las claras a punto de nieve con una pizca de sal y mientras tanto, fundir el coco y la miel al baño maría

    claras montadas

    Mezclar las yemas con la miel y el aceite de coco.

    primera mezcla

    Añadir el bicarbonato y la harina de almendras y el coco rallado.

    añadiendo harinas

    Una vez ha quedado bien mezclado añadimos las claras con movimientos envolventes para que no se bajen.

    añadiendo claras

    Ahora lo ponemos en un molde de silicona rectangular. Yo lo pongo en la cubeta de la panificadora. Aquí podéis ver dos bizcochos cada uno preparado para diferente tipo de cocción.

    para hornoen molde

    Hornear 45 minutos en la función horno de la panificadora o 35 en el horno a 170 grados.

    pani

    En el horno hay que taparlo para que no se queme y una vez pasados los 35 minutos (si ya está seco) lo podemos girar y poner dentro del mismo molde y cocerlo otros 10 minutos.

    listo

    Que lo disfrutéis!

    Y si te animas a preparar este bizcocho compártelo en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de dulces aquí.

     

     

  • muslo de pavo dest.
    Carnes blancas,  SCD,  Sin almidón,  Sin gluten,  Slow Cooker

    Muslos de pavo asados en slow cooker

    Esta carne queda muy gustosa y  jugosa hecha en la olla lenta. Es un plato sin complicaciones, barato y muy fácil de hacer.

    La carne de pavo es una buena alternativa al pollo y al conejo dentro de las llamadas carnes blancas. Los Muslos de pavo asados en slow cooker son muy económicos y dan un resultado inmejorable en la slowcoocker. La carne queda tierna y es muy fácil de preparar.

    Los muslos de pavo son una opción muy  sencilla, pero para que una carne no quede cocida en su propio jugo y quede más bien asada, es necesario elevarlos un poco del fondo. Una de los materiales que estoy experimentando es la silicona, que me parece algo menos controvertida que el papel de aluminio. Los jugos de la carne quedan al fondo de la olla y las bolas de aluminio que se suelen usar quedan totalmente sumergidas en ellos. Con unos moldes de magdalenas de silicona podemos elevar la carne sin usar este material.

    También tendremos que tener en cuenta el tamaño y la cantidad de muslos que hagamos. Los tiempos de la receta está hecha para dos muslos medianos. Si estos son grandes o ponemos más habrá que adaptar los tiempos.

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    ingredientes

    Ingredientes:

    2 muslos de pavo

    Un par de dientes de ajo

    Una ramita de romero

    Una ramita de tomillo

    Un poco de guindilla molida

    Vino blanco

    Sal

    Elaboración:

    Ponemos en adobo los muslos con el ajo, el romero,el tomillo y la guindilla durante toda la noche.

    Los metemos en la olla encima de los moldes para que no toque el fondo.

    Adobo

    Los dejamos cocinar se durante 3-4 horas en alta. Cuando hayan pasado 2 horas les añadimos un chorrito de vino blanco.

    momento vino

    Cuando estén hechos los sacamos y ponemos en una fuente de horno. Los doramos en el grill unos minutos, hasta que cojan color.

    dorada

    Mientras están en el horno, ponemos el caldo de cocción en un cacito y lo reducimos a fuego fuerte. Servimos acompañado de la salsa que hemos reducido.

    con salsa

    Que lo disfrutéis!

    Y si te animas a preparar este plato compártelo en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de carnes blancas aquí.

     

  • primer plano
    Huevos,  SCD,  Sin almidón,  Sin gluten

    Bocaditos muffin de queso gouda viejo

    Estos bocaditos tipo  muffin de queso gouda viejo quedan riquísimos y son un plato de picoteo ideal para un picnic o una cena informal.

    Los bocaditos muffin llevan pocos y unos nada sofisticados ingredientes. Esos bocaditos de huevo son fáciles de preparar, pero es muy importante que el queso sea de buena calidad y seco para conseguir el mejor resultado. El Gouda viejo que usé para esos muffins me lo aconsejó con gran acierto Judith de La Quesería Bilbao. No conozco a nadie que sepa tanto de queso como ella. Si venís a Bilbao, pasad por su tienda, que vale la pena.

    Aquí podéis ver dos tipos de bocaditos: de espinacas y guindilla y de champiñones, pero se pueden hacer prácticamente de cualquier cosa.

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    Ingredientes

    Ingredientes:

    Para 9 muffins:

    4 huevos

    Queso gouda viejo rallado, unos 100grs

    4 ó 5 champiñones portobello

    Espinacas, unas cuantas hojas

    Un poquito de guindilla en polvo

    Sal

    Pimienta

    Elaboración:

    Poner a calentar el horno a 180ºC y mientras tanto picar las verduras y batir el huevo con un poquito de sal. Rallar el queso.

    queso rallado

    Poner en los moldes para muffin o madalenas un poquito de aceite y con un papel de cocina expandirlo bien.Ahora empezamos a colocar los ingredientes en los moldes: primero un poco de queso, luego el huevo, las verduras y otro poquito de queso. Espolvoreamos con pimienta o guindilla picante. Yo no les puse queso por encima a los de chapiñón, sólo pimienta.

    al horno
    Hornear 20 o 25 minutos a 180ºC, dependerá del horno.

    Cuando estén listos se habrán levantado tipo souflé, pero volverán a bajarse al enfriar.

    emplatados

    Que lo disfrutéis!

    Y si te animas a preparar este plato compártelo en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de aquí.

  • primer plano
    Dulces,  SCD,  Sin almidón,  Sin gluten

    Bizcocho de platano con nueces y arándanos.

    Un bizcocho que sirve para aprovechar plátanos muy maduros. Si te gusta el dulce, esta es una muy buena manera de comerlo, pudiendo poner el dulzor al nivel que más te agrade.

    Esta receta está basada en la idea de Fit Happy Sisters para hacer una torta de plátanos. Para adaptarla a la dieta de carbohidratos específicos (SCDiet) he cambiado la harina de avena por la de coco. También he aprovechado los restos de hacer leche de avellanas y sésamo.

    Los plátanos y la harina de frutos secos casan estupendamente, y el toque de harina de coco le da a este bizcocho una excelente textura. Si lo cocinamos en una panificadora, se hará a temperatura bastante baja (unos 140/160ºc) y quedará muy bien hecho por el interior, sin esos rastros de humedad que dejan sino las harinas de frutos secos.

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    ingredientes

    Ingredientes:

    • Plátanos maduros  3 ó 4, dependiendo del tamaño, pisados en puré
    • 3 huevos
    • 3 cucharadas de harina de almendras y otras 3 de los restos de hacer leche vegetal (o 6 de harina de almendras)
    • 2 cucharadas  rasas de harina de coco
    • 2 cucharadas de crema de cacahuete.
    • Un puñado de nueces pecanas
    • Un puñado de arándanos secos
    • Una cucharadita de bicarbonato
    • Opcionalmente miel al gusto

    Elaboración:

    Separamos las clara de las yemas y las batimos a punto de nieve. Este paso es importante, porque este bizcocho no va a levar y es la manera de que quede esponjosos.

    Claras

    Mezclamos el puré de plátanos con las yemas de los huevos y la crema de cacahuete. Si queremos que el bizcocho sea muy dulce, le añadimos ahora la miel (hay que tener en cuenta que si los plátanos están bien maduros ya va a quedar dulce). Este paso puede hacerse con la batidora para que quede todo bien  triturado.

    platano y yemas

    Ahora añadimos la harina de almendras, los restos de hacer leche, la harina de coco y  el bicarbonato. Mezclamos bien y añadimos las claras con movimientos envolventes para que no se bajen.

    mezclando claras

    Con mucho cuidado para no bajar la masa añadimos la nueces y los arándanos.

    nueces y aráńdanos

    Ahora ponemos en el molde. Como he comentado antes, cociné este bizcocho en la panificadora. Si lo haces en el horno normal, ponlo en un molde tipo cake.

    en molde

    Ahora lo cocemos en el programa hornear o en el horno normal a 160ºc. En la panificadora tardará entre 35 y 45 minutos, dependiendo de la marca.  En el horno habrá que vigilarlo a partir de los 35 minutos, pinchándolo con un cuchillo hasta que éste salga limpio.

    pani

    minutero

     

     

     

     

     

     

    Desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.

    listo

    Que lo disfrutéis!

    Y si te animas a preparar este bizcocho compártelo en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de dulces aquí.

  • en plato
    Ensalada,  Sin almidón,  Sin gluten,  Verduras

    Ensalada adobada de rábano Daikon y zanahoria

    Esta sencilla mezcla de rábano Daikon y zanahoria en adobo es una excelente opción para el invierno, durante el cual casi solamente hay hojas verdes para la ensalada. Además  coincide con el momento en el que el Daikon está en su mejor punto.

    El rábano Daikon una verdura que viene de de Japón y t iene un precioso color blanco que combina deliciosamente con el naranja de la zanahoria. En la web tuberculos.org puedes encontrar mas información sobre este estupendo tubérculo. Está lleno lleno de propiedades saludable y le da un toque diferente a algunos platos. Se puede usar cocinado, pero donde más me gusta es en crudo, en las ensaladas. Es jugoso y fresco y combina muy bien con las hojas verdes.

    En esta receta te enseño como prepararlo en  adobo junto a la zanahoria. De este modo sacarán ambos tubérculos sabores más fuertes pero absolutamente deliciosos. Aviso que el resultado no es para paladares cobardes, es fuerte y muy aromático y a muchos puede no gustarles. Pero les da un toque único a las lechugas y escarolas.

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    ingredientes

     

    Ingredientes:

    • Medio rábano Daikon
    • Un o dos zanahorias, en cantidad similar al rábano.
    • Vinagre de arroz
    • Azúcar moreno o de coco.
    • Sal

    Elaboración:

    Pelamos y lavamos los tubérculos.

    peladas

    Ahora los rallamos. Es preferible que queden bien finos, así que aconsejo hacerlo con un procesador. Si lo hacemos con una mandolina o un rallador manual debe ser de calibre fino.

    Una vez listas las ponemos en un cuenco y las mezclamos con una cucharadita de sal. Lo dejamos reposar un cuarto de hora y lo escurrimos para quitarle el líquido.

    escurriendo

    Mientras se escurren los tubérculos, ponemos en una cacerolita 5 cucharadas de vinagre de arroz,1 cucharada de azúcar de coco o de panela y una pizca de sal. Lo calentamos y a al empezar el hervor lo retiramos y reservamos mientras se enfría.

    adobo

    Añadimos el adobo a la zanahoria y el rábano y lo mezclamos bien.

    listopara nevera

    Lo ponemos en un tupper cerrado herméticamente y lo dejamos 24 horas. Durante el tiempo de adobo se desprende un olor muy fuerte (como a podrido), así que es mejor asegurarnos de haberlo tapado bien.

    en la nevera

    Después de las 24 horas sacamos la mezcla y la servimos sola con un chorrito de limón, sobre lechuga o en una ensalada variada. Aquí la he puesto con lechuga, espinaca y tomate seco.

    con tomate seco

    Que lo disfrutéis!

    Y si te animas a preparar este plato compártelo en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de verduras aquí.

  • sopa servida primer plano
    Legumbres,  Olla lenta,  SCD,  Sin gluten,  Sopas

    Sopa tipo menestra con alubias rojas

    Esta sopa se está convirtiendo en un clásico de nuestras cenas, ya sea preparada en la olla lenta o en una tradicional. Por un lado permite vaciar la nevera de restos de verduras y por el otro sirve para experimentar combinaciones de sabores y texturas. Y el toque que le dan las alubias la convierte en un plato sabroso y muy nutritivo.

    Esta sopa menestra puede hacerse con distintos tipos de verduras, por ejemplo varias coles diferentes, bróccoli y coliflor, espinacas y acelgas, etc. La base siempre será de zanahoria, cebolla y puerro, aunque puede faltar alguna sin problemas. También podemos añadir verduras de temporada, como la calabaza o el bulbo de hinojo. Es un plato creativo, en el que prima la creatividad o lo que haya en la nevera.

    Además, al añadirle alubias lo convertimos en un plato completo. Las alubias pueden ser rojas, blancas o del tipo que queramos. La elección que hagamos cada vez cambiará sustancialmente el sabor de la sopa. Las alubias es mejor tenerlas semi cocidas (sirven también unas que estén congeladas con algo del caldo),  así la sopa se puede preparar en menos tiempo.

    Se puede preparar en olla tradicional o en slowcoock. El resultado es bastante diferente, pero en ambos casos es un plato sabroso, saludable y muy nutritivo.

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    ingredientesIngredientes :

    Para 4 raciones

    • Dos zanahorias pequeñas o una grande
    • Una cebolla
    • Dos puerros pequeños o uno grande
    • Un trozo de calabaza
    • Unos champiñones portobello
    • Un trozo de bróccoli
    • Un puñado de espinacas
    • Otras verduras al gusto
    • Dos o tres tazas de alubias semi cocidas
    • Cuatro cucharadas de caldo concentrado casero o un litro de caldo de verduras (o de pollo)
    • Una hoja de laurel

    Elaboración:

    Ponemos a descongelar las alubias sin perder el caldo de la cocción.

    alubias congeladas

    Preparamos el caldo, si es el concentrado le añadimos un litro de agua caliente, si no lo calentamos en un cazo y lo añadimos a la olla.

    caldo

    Cortamos las verduras al gusto. Yo suelo pasar la cebolla, la zanahoria y la calabaza por la mandolina y las demás verduras las hago en juliana. Separamos el brócoli en florecillas. Podemos aprovechar las partes del tallo pasándolas por la mandolina también.

    Añadimos las verduras al caldo. En una olla tradicional calentamos hasta el hervor y bajamos el fuego, dejándola una media hora. En la slow coocker la dejamos unas 4 horas en temperatura alta.

    en la olla

    Añadimos las alubias al la sopa y la dejamos cociendo en olla tradicional otra media hora y en la slow coocker 2 horas mas.

    con alubias

    Revisamos que todas las verduras estén en su punto y servimos.

    servida con olla

    Que lo disfrutéis!

    Y si te animas a preparar este plato compártelo en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de sopas aquí.

     

  • en plato
    Olla lenta,  Sin almidón,  Sin gluten,  Slow Cooker,  Verduras

    Verduras asadas en slow cooker

    Las verduras asadas en la slowcooker son una excelente manera de cambiar la manera de comerlas. Además, se pueden usar como plato único o como guarnición.

    Usar la slow cooker para asar verduras es uno de los mejores descubrimientos que he hecho desde que tengo esta olla. Las verduras asadas quedan mejor cocidas y más jugosas que en el horno. Los sabores son diferentes de los clásicos hervidos y  la textura queda con mas cuerpo.

    Para esta receta usé como base la idea de verduras asadas de Marta Miranda en su web Crockpotting.

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    ingredientes

    Ingredientes:

    • Un trozo de col lombarda
    • Media cebolla roja
    • Una zanahoria
    • 3 remolachas pequeñas o una grande
    • Aceite de oliva
    • Sal y polvo de guindilla o chiles

    Elaboración:

    En un cuenco poner el aceite suficiente para pintar todas las verduras (yo usé algo menos de  50cc). Mezclar con la sal y el polvo de chiles.

    aceite

    Ahora hay que cortar las verduras en trozos al gusto y pintarlas con un pincel, (o mezclarlas en un cuenco con el aceite). Deben quedar bien impregnadas.

    adobadas

    Forrar la olla con papel de horno y colocar las verduras por capas.

    en la olla con papel

    Tapar la olla con un trapo y la tapa. Esto sirve para que el vapor se quede en el trapo. Las ollas de este tipo no evaporan los líquidos y si no lo tapamos se encharcarían las verduras y quedarían cocidas en vez de asadas.

    en la olla tapado

    Dejamos unas  4 horas a temperatura alta. Podemos necesitar algo mas de tiempo,  dependiendo del tipo de verduras que usemos. Las coles, las coliflores y la remolacha piden 4 horas como mínimo, pero la zanahoria y la cebolla pueden estar en algo menos. Lo ideal es a partir de las 4 horas probar y ver si hace falta dejarlas un rato mas. Hay que tener en cuenta que las verduras quedan cocinadas pero no blanduchas, que quedan duritas, y eso no significa que estén crudas.listo

    Que lo disfrutéis!

    Y si te animas a preparar este plato compártelo en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de verduras aquí y mas platos en slow coocker aquí.

     

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies