• calabacines gratinados
    Sin almidón,  Sin gluten,  Veggie,  Verdura cocida,  Verduras

    Calabacines rellenos de arroz y tofu ahumado al curry

    Una manera original de rellenar los calabacines, tanto por la forma de cortarlos como por el tipo de relleno. Esta verdura de temporada alcanza otra dimensión al mezclarla con el curry y el tofu ahumado.

    Ahora que estamos en verano es el momento de aprovechar y cocinar los maravillosos calabacines de mil y una maneras. Es una verdura muy versátil, que se presta a todo tipo de cocción y nos permite hacer samfainas, pistos, sopas y guisos.

    Como más me gustan es rellenos y aquí os dejo este plato en apariencia laborioso, pero en realidad  muy sencillo. Los calabacines se pueden preparar el día anterior y guardarlos en la nevera. También se los puede guardar rellenos antes y después de pasarlos por el horno, pero es mejor dejar el gratinado para el último momento antes de servir.

    Naturalmente, la salsa de tomate puede ser picante o no, al gusto. Pero sí es preferible una salsa de tipo casero o al menos de esas que llevan verduras, no solamente tomate frito.

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    ingredientes

    Ingredientes:

    • 3 calabacines de tamaño medio
    • Unas 3 cucharadas de arroz integral cocido al dente
    • 2 cucharadas de curry en polvo
    • Una zanahoria
    • Un pimiento verde
    • Parte de la carne de los calabacines
    • Una cebolla
    • Un trozo de tofu ahumado(lo venden preparado en tiendas dietéticas)
    • Un bote de tomate frito picante
    • Dos lonchas de queso cheddar

    Elaboración:

    Para esta receta necesitamos unos calabacines cortados en forma de tubo y vaciados. La parte interior la reservamos porque usaremos una parte para el relleno.

    calabacines vaciados

    Una vez tengamos los calabacines vaciados los ponemos sobre un papel de horno dentro de la olla lenta y los cocinamos aproximadamente una hora con un trapo en la tapa y la temperatura alta. Los calabacines tienen que quedar cocidos pero no excesivamente blandos. Si no usamos slowcooker, los podemos cocer un par de minutos en agua hirviendo.

    calabacines en la olla lenta
    Picamos la cebolla, el pimiento verde, la zanahoria y una parte del contenido de los calabacines.

    ingredientes relleno
    Pasamos por la picadora el tofu ahumado cortado previamente.

    tofu picadora
    Ahora podemos empezar con el sofrito. Poner a pochar la cebolla unos minutos y añadirle la zanahoria y el pimiento verde.

    sofrito 1

    Tras un par de minutos añadir el tofu y rehogarlo bien.

    sofrito con tofu

    Ahora añadir los trocitos de carne de calabacín también picados.

    sofrito con todo

    Cuando esté las verduras hechas añadir el arroz, mezclar y hacer un hueco en el centro de la sartén. En este hueco añadiremos 2 cucharadas de curry y dejaremos que se caliente un poco antes de mezclarlo con el sofrito. Hay que tener cuidado de que no se queme porque quedaría amargo.

    sofrito con arroz y curry
    Rehogar unos minutos y sacar del fuego. Reservar

    relleno final

    Disponemos los calabacines en una fuente para el horno.

    para rellenar
    Vamos rellenando con cuidado los calabacines presionando ligeramente para que queden bien llenos.

    rellenando
    Con cuidado pondremos la salsa de tomate alrededor de los calabacines.

    para horno

    Los metemos en el horno una media hora a 180ºC con el horno previamente calentado.

    horneados
    Se pueden servir tal cual, o ponerles unas láminas de queso cheddar y gratinar.

    gratinados

    Que lo disfrutéis!

    Y si te animas a preparar este plato compártelo en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de verduras aquí.

  • en plato
    Ensalada,  Sin almidón,  Sin gluten,  Verduras

    Ensalada adobada de rábano Daikon y zanahoria

    Esta sencilla mezcla de rábano Daikon y zanahoria en adobo es una excelente opción para el invierno, durante el cual casi solamente hay hojas verdes para la ensalada. Además  coincide con el momento en el que el Daikon está en su mejor punto.

    El rábano Daikon una verdura que viene de de Japón y t iene un precioso color blanco que combina deliciosamente con el naranja de la zanahoria. En la web tuberculos.org puedes encontrar mas información sobre este estupendo tubérculo. Está lleno lleno de propiedades saludable y le da un toque diferente a algunos platos. Se puede usar cocinado, pero donde más me gusta es en crudo, en las ensaladas. Es jugoso y fresco y combina muy bien con las hojas verdes.

    En esta receta te enseño como prepararlo en  adobo junto a la zanahoria. De este modo sacarán ambos tubérculos sabores más fuertes pero absolutamente deliciosos. Aviso que el resultado no es para paladares cobardes, es fuerte y muy aromático y a muchos puede no gustarles. Pero les da un toque único a las lechugas y escarolas.

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    ingredientes

     

    Ingredientes:

    • Medio rábano Daikon
    • Un o dos zanahorias, en cantidad similar al rábano.
    • Vinagre de arroz
    • Azúcar moreno o de coco.
    • Sal

    Elaboración:

    Pelamos y lavamos los tubérculos.

    peladas

    Ahora los rallamos. Es preferible que queden bien finos, así que aconsejo hacerlo con un procesador. Si lo hacemos con una mandolina o un rallador manual debe ser de calibre fino.

    Una vez listas las ponemos en un cuenco y las mezclamos con una cucharadita de sal. Lo dejamos reposar un cuarto de hora y lo escurrimos para quitarle el líquido.

    escurriendo

    Mientras se escurren los tubérculos, ponemos en una cacerolita 5 cucharadas de vinagre de arroz,1 cucharada de azúcar de coco o de panela y una pizca de sal. Lo calentamos y a al empezar el hervor lo retiramos y reservamos mientras se enfría.

    adobo

    Añadimos el adobo a la zanahoria y el rábano y lo mezclamos bien.

    listopara nevera

    Lo ponemos en un tupper cerrado herméticamente y lo dejamos 24 horas. Durante el tiempo de adobo se desprende un olor muy fuerte (como a podrido), así que es mejor asegurarnos de haberlo tapado bien.

    en la nevera

    Después de las 24 horas sacamos la mezcla y la servimos sola con un chorrito de limón, sobre lechuga o en una ensalada variada. Aquí la he puesto con lechuga, espinaca y tomate seco.

    con tomate seco

    Que lo disfrutéis!

    Y si te animas a preparar este plato compártelo en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de verduras aquí.

  • en plato
    Olla lenta,  Sin almidón,  Sin gluten,  Slow Cooker,  Verduras

    Verduras asadas en slow cooker

    Las verduras asadas en la slowcooker son una excelente manera de cambiar la manera de comerlas. Además, se pueden usar como plato único o como guarnición.

    Usar la slow cooker para asar verduras es uno de los mejores descubrimientos que he hecho desde que tengo esta olla. Las verduras asadas quedan mejor cocidas y más jugosas que en el horno. Los sabores son diferentes de los clásicos hervidos y  la textura queda con mas cuerpo.

    Para esta receta usé como base la idea de verduras asadas de Marta Miranda en su web Crockpotting.

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    ingredientes

    Ingredientes:

    • Un trozo de col lombarda
    • Media cebolla roja
    • Una zanahoria
    • 3 remolachas pequeñas o una grande
    • Aceite de oliva
    • Sal y polvo de guindilla o chiles

    Elaboración:

    En un cuenco poner el aceite suficiente para pintar todas las verduras (yo usé algo menos de  50cc). Mezclar con la sal y el polvo de chiles.

    aceite

    Ahora hay que cortar las verduras en trozos al gusto y pintarlas con un pincel, (o mezclarlas en un cuenco con el aceite). Deben quedar bien impregnadas.

    adobadas

    Forrar la olla con papel de horno y colocar las verduras por capas.

    en la olla con papel

    Tapar la olla con un trapo y la tapa. Esto sirve para que el vapor se quede en el trapo. Las ollas de este tipo no evaporan los líquidos y si no lo tapamos se encharcarían las verduras y quedarían cocidas en vez de asadas.

    en la olla tapado

    Dejamos unas  4 horas a temperatura alta. Podemos necesitar algo mas de tiempo,  dependiendo del tipo de verduras que usemos. Las coles, las coliflores y la remolacha piden 4 horas como mínimo, pero la zanahoria y la cebolla pueden estar en algo menos. Lo ideal es a partir de las 4 horas probar y ver si hace falta dejarlas un rato mas. Hay que tener en cuenta que las verduras quedan cocinadas pero no blanduchas, que quedan duritas, y eso no significa que estén crudas.listo

    Que lo disfrutéis!

    Y si te animas a preparar este plato compártelo en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de verduras aquí y mas platos en slow coocker aquí.

     

  • destacada listo
    Huevos,  Salsas,  SCD,  Sin almidón,  Sin gluten,  Verduras

    Huevos al plato con coles de bruselas y samfaina

    Deliciosos huevos al plato acompañados de coles de bruselas y salsa de  samfaina. Una manera diferente de comer verduras.

    Los huevos al plato siempre son una solución socorrida para una emergencia. Y si además los acompañamos de unas coles de bruselas que tengamos previamente cocidas y una salsa de samfaina serán todo un platazo completo.

    La samfaina casera es una de las conservas que hago cada temporada. Este año hice algunos botes triturados con la idea de preparar platos como este.  Además, tener estos botes de conserva sirven para cuando hay poco tiempo para cocinar. Esta “salsa” se puede usar  también para añadírsela a la pasta o  a otras verduras.

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    Ingredientes:

    • Coles de bruselas (un puñado por persona)
    • Huevos de gallinas felices
    • Un bote de samfaina triturada.
    • Aceite de oliva

    Elaboración:

    Cocer las coles al vapor hasta que estén blandas. Una vez estén listas las partimos por la mitad. Calentar aceite en una sartén y rehogar las mitades de las coles.

    sofriendo olas coles

    Añadimos la salsa, removiendo para que no se pegue.

    coles y salsa

    Una vez esté bien caliente añadimos los huevos y los salamos.

    con los huevos

    Bajamos el fuego y tapamos hasta que cuajen las claras.

    listo

    Que lo disfrutéis!

    Y si te animas a preparar este plato compártelo en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de aquí.

  • SCD,  Sin almidón,  Sin gluten,  Verdura cocida,  Verduras

    Alcahofas rehogadas

    Deliciosas alcachofas rehogadas con ajitos y picadillo de jamón. Para qué decir más…

    No soy una gran fan de las alcachofas, lo reconozco, aunque son una verdura muy saludable. Comerlas hervidas y a la vinagreta ha sido habitualmente suficiente para mí. Es más, si podía prescindir de ellas, casi mejor. Pero con las cestas de temporada hay que comer lo que traigan, y esta vez trajeron muchas alcachofas. Así que tuve que arremangarme y buscar una manera en que quedaran muy buenas y convertirme en su fan. Y con algo de ayuda y  buenos productos lo conseguí. ¡Estaban de miedo!

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    ingredientes

    Ingredientes:

    • Unas 6 u 8 alcachofas
    • 3 dientes de ajo pelados y cortados en láminas.
    • Unas ramitas de perejil
    • Sal gruesa
    • Picadillo de jamón 200grs (si puede ser picado con picadora)
    • Aceite de oliva

    Elaboración:

    Primeramente hay que cocer las alcachofas. Esto se puede hacer unos días antes, aguantan hasta una semana en la nevera si las guardamos con su caldito de cocer.

    Limpiar las alcachofas cortando el tallo y quitando las hojas mas gruesas, pero muy pocas. También se pueden cortar las puntas. Las ponemos es una olla cubiertas de agua, con una cucharadita de sal gruesa y una ramita de perejil. Para que queden bien sumergidas en el agua, ponerles un plato encima, tapar y llevar a ebullición. Bajar el fuego y dejar cocer 15 minutos.

    Si no las vamos a guardar, ponerlas en un colador a escurrir y reservar parte del caldo de cocción.

    alcachofas cocidas

    En un vaso de batidora ponemos un puñado de hojas de perejil, una pizca de sal y 100cc de aceite y lo pasamos hasta que se amalgamen bien.

    Ahora, en una sartén, rehogamos las laminillas de ajo hasta que cojan color pero con muy poco aceite. Mientras, cortamos las alcachofas en cuartos.

    Añadimos las alcachofas a la sartén y las bañamos con la emulsión de aceite y perejil y unas cucharadas del caldo de las alcachofas. . A fuego fuerte las rehogamos bien y en el último momento les añadimos una buena cantidad del picadillo de jamón. Le damos un par de vueltas y a servir.

    alcachofas rehogadas

    Que lo disfrutéis!

    Y si te animas a preparar ese plato compártelo en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de aquí.

  • batidora y bote
    SCD,  Sin almidón,  Sin gluten,  Sopas,  Verduras

    Concentrado de caldo casero

    Concentrado de caldo hecho en casa, que permite hacer sopas y guisos sin esfuerzo. Es muy fácil de preparar y da muy buen resultado. Además, dura hasta dos semanas en la nevera y se puede congelar.

    Cuando me diagnosticaron celiaquía me vi obligada a dejar de utilizar un montón de productos. Uno de los que cayeron fueron las las pastillas de caldo concentrado.

    Hacía tiempo que tenía ganas de probar el caldo concentrado casero y fue el momento idóneo. Ahora se ha convertido en un imprescindible, tanto para sopas como para todo tipo de guisos que necesiten un refuerzo de sabor. Espero que a vosotros también os dé tan buen resultado.

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    ingrdientes básicos

    Ingredientes:

    120grs de sal gruesa de buena calidad

    Un par (300grs) de calabacines medianos

    Un par (300grs) de zanahorias gorditas (peladas si no son de cultivo biológico)

    Un cebolla grande

    Tres o cuatro (300grs) tomates

    Unas ramas de apio

    4  puerros.

    hojas de coliflor

     

    Se pueden añadir: hojas y troncos de coliflor, la parte gruesa de la col, partes verdes de los puerros, bien limpios (si son de cultivo biológico) y otros restos de verduras.

    Estas son las hojas de una coliflor morada.

    Elaboración:

    Cortar las verduras a trozos gruesos y disponerlas por capas en una olla a presión o normal.

    con sal

     

     

    Añadir la sal por encima de las verduras y mezclar un poco. NO ponemos agua, se cocerá con el agua de las verduras

     

     

     

    olla a presión

     

     

     

    Tapar la olla y llevar a hervor. Mantener a fuego medio 20 minutos si es en olla a presión y 35 minutos si es olla normal.

     

     

     

    listo en olla

     

    Dejar salir el vapor y destapar con cuidado. Es mejor dejar enfriar un rato antes de manipularlo.

     

     

     

    batidora

     

     

    Cuando esté frío pasarlo a una batidora o batirlo con una batidora de brazo.

    Debe quedar una textura de puré de verduras.

     

     

     

     

    batido

     

     

    Ahora lo ponemos en un bote de tapa hermética o en tuppers de raciones para el congelador.

    Se pueden usar los moldes para hacer cubitos de hielo para tenerlo en pequeñas porciones.

     

     

     

    bote y congelar

    Que lo disfrutéis!

    Y si preparas esta receta compártelo en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de sopas aquí.

     

  • crema de grelos con panceta
    Cremas,  SCD,  Sin almidón,  Sin gluten,  Sopas,  Verduras

    Crema de grelos con panceta

    Cuando en la cesta de verduras aparece un manojo de grelos, no queda mas remedio que preparar una deliciosa crema. Es un entrante muy suave y agradable que cruje en la boca con los tropezones de panceta.

    grelos

    Esta nochebuena tomamos una crema de grelos  basada en la receta de Rocío Martínez,  que  encontré en la web Gastronosfera. Como no pude hacer la papada a baja temperaturacomo ella,  cociné un par de lonchas de panceta en la Fry Deligh, mi freidora sin aceite. Quedó crujiente por fuera y jugosa por dentro. Deliciosa, el complemento perfecto para la crema de grelos.

    Ingredientes para 4 raciones:

    ingredientes crema de grelos

    Para el caldo

    • Un hueso de vaca
    • Una carcasa de pollo de corral (yo usé unas puntas de ala que tenía en al congelador)
    • Un puerro
    • Una zanahoria
    • 1 litro de agua

    Para la crema

    • Un manojo de grelos tiernos
    • Caldo

    Para los tropezones

    • Dos lonchas de panceta fresca de 1 cm de grosor cada una

    Elaboración:

    El día anterior poner los ingredientes del caldo en una cazuela, salar y llevar a ebullición. Cocinar una 1 hora y cuando esté frío lo colamos y lo guardamos en la nevera. Al día siguiente  al sacarlo tendrá una gruesa capa de grasa en la parte superior (podéis verla en la foto donde salen los ingredientes, mas arriba). La retiramos y ponemos a calentar el caldo.

    caldo de carne y pollo

    Seleccionar las hojas que estén verdes y lavar bien los grelos en agua templada. Hay que frotarlos como si lavaras la ropa en el río, como dicen en el blog La cocina de mi abuelo.

    grelos limpios

    Cuando el caldo hierva, añadir las hojas y cocer un par de minutos. cociendo 2 minutos

    Retirar del fuego y triturar. Rectificar de sal y reservar.

    crema triturada

    Ahora es el turno de la panceta. Colocarla en la cesta de la freidora, dejando espacio entre las lonchas. Para que no se reseque, le puse un chorrito de agua en la parte inferior de la caja.

    panceta

    Tardará unos 20 minutos a 160ºc. Los últimos se los subí a 190ºc para que se dorara más.

    panceta frita

    Una vez frita la panceta la troceamos en titas finas que usaremos para adornar la crema.

    crema de grelos emplatada

    ¡Que lo disfrutéis!

    Y si preparáis esta crema compartidla en las redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Mas sopas y cremas aquí.

  • coliflor romesco con hummus
    Alimentación,  Salsas,  Verduras

    Coliflor al romesco de calabaza

    Este plato ha sido todo un descubrimiento. Tiene mucha contundencia, visual y de sabor y para nada tienes la sensación de estar comiendo coliflor. Es un poco laborioso, pero os aseguro que vale la pena cada minuto que inviertes en él.

    Esta deliciosa coliflor está basada en una receta del blog de Laura Wright, The first mess, aunque en vez de semillas de girasol usé por error de calabaza. También cambié algún otro detalle (esta vez a propósito,eh!),  y lo cierto es que quedó delicioso, así que ahí tenemos una nueva versión del romesco de semilllas.
    Hay que tener en cuenta algunos detalles, como que la coliflor debe estar cocida en su punto porque si no puede resultar un poco indigesta. El romesco de pipas de calabaza pega con cualquier cosa. Se puede meter en un bocadillo para sazonar el pan, acompañando una carne, o lo que se os ocurra. ¡Queda realmente riquísimo!

    Al final de la página puedes imprimir esta receta.

    materiales receta

    Ingredientes:

    Para el romesco

    • 1/2 taza de semillas de calabaza tostadas
    • 2 pimientos rojos asados (o un bote pequeño)
    • 2 dientes de ajo asados
    • 1 cucharadita de pimentón
    • 1/2 cucharadita de pimienta cayena (opcional)
    • 2 cucharadas de vinagre de jerez (o manzana)
    • 1 cucharada de tomate concentrado o pasta de tomate
    • Un poco de perejil
    • Sal y pimienta
    • Algo menos de 1/2 taza de aceite de oliva

    Para la coliflor

    • 1 coliflor mediana limpia
    • 1 cucharada de aceite de oliva
    • sal y pimienta

    Elaboración:

    Poner la coliflor en un cesto para vapor. Cocerla unos 10-12 minutos, hasta que ceda al golpearla con un cuchillo. No debe reblandecerse en exceso.

    Mientras se cuece la coliflor preparamos el romesco. Primero hay que tostar las semillas con mucho cuidado para que no se quemen.

    semillas tostándose

    Ahora vamos poniendo en el vaso procesador las semillas, los pimientos, el ajo sin piel, el pimentón, la cayena, el vinagre, la pasta de tomate, el perejil y la sal y la pimienta. Una vez todo esté bien picado (atención a la parte de abajo del vaso, hay que rascarla porque se habrá pegado)  con una velocidad suave ir añadiendo el aceite hasta que quede una salsa cremosa.

    salas Romesco

    Ponemos a calentar el horno a 200º C. Sacamos la coliflor y abrimos un poco la parte inferior para exponer las ramas interiores. Echamos un poco de salsa romesco por las grietas, dando golpecitos para que entre bien.

    rellenando.la.coliflor

    Ahora la colocamos en una bandeja de horno cubierta de papel de hornear y la pintamos con aceite y la salpimentamos por la parte externa. La horneamos durante 10 minutos.

    coliflor hervida

    Ahora sacamos la coliflor del horno y la pintamos abundantemente con romesco.

    flor con romesco sin hornear

    La horneamos durante 35-40 minutos, hasta que esté dorada y seca  por el exterior y la podemos pinchar con un tenedor.

    coliflor horneada y lista

    La podemos servir con mas salsa o como hice yo, acompañada de hummus de calabaza y pan de lino.

    coliflor en plato con hummus

    Como dije al principio, es un plato algo laborioso pero sencillo en realidad. Un manera diferente de comer coliflor, que queda muy rico y sorprendente.

    Y si te sobra salsa romesco puedes prepara estas deliciosas hamburguesas con romesco picante.

    ¡Que lo disfrutéis!

    Y si te animas a preparar este plato no olvides compartirlo en redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Más recetas de verduras aquí

  • plato de romanescu con salsa Gan Jang
    SCD,  Sin almidón,  Sin gluten,  Verdura cocida,  Verduras

    Romanescu con salsa GanJang

    Simplemente un plato de romanescu cocido al vapor y aliñado con salsa Gan Jang. A veces lo más sencillo resulta de lo mas rico y sorprendente.

    En mi primera visita al Makro encontré una inmensa zona de condimentos orientales y como tengo más vicio que otra cosa me traje algunos que no había probado. Una de las nuevas adquisiciones fué la salsa Gan Jang.
    De esta salsa coreana se dice que es parecida al miso. Dicen que es el sabor de Corea, que tiene un umami muy intenso y un montón de cosas más.

    Si os interesa el tema podéis ahondar en él en blog de Gastronomía & Cía o al de Tritiniyam, en los que explican su experiencia con ella. Habrá muchos mas , pero estos son los que he leído y la información está bien.
    Personalmente puedo decir que me gusta para aliñar verduras hervidas mucho más que poner simplemente sal y aceite. Me deja un ligero saborcito picante en la lengua que resulta muy agradable. Será el umami del que tanto hablan…

    Ingredientes

    • Una cabeza de romanescu
    • Salsa Gan Jang

    plato de romanescu con salsa Gan Jang

    Elaboración

    Cocinar al vapor la cabeza de romanescu hasta que esté cocida, pero teniendo cuidado que no quede demasiado blanda o cruda. Si queda demasiado blanda no tendrá cuerpo par servirla, mejor dedicarla a un puré, y si queda cruda es indigesta.

    Emplatar la verdura y aliñar a gusto. Servir templada.

     

    ¡Que lo disfrutéis!

    Y si preparas este plato no olvides compartirlo en redes con el hastag #cocinarnoescomplicado.

    Mas recetas de verduras aquí

     

  • Alimentación,  Blog,  Verduras

    La pirámide alimentaria

    La pirámide alimentaria. Qué es y para qué sirve

    La antigua pirámide alimentaria

    La pirámide alimentaria o nutricional se usa para conocer las cantidades aconsejadas de cada alimento para conseguir una dieta equilibrada. Desde 1970 se han publicado y enseñado diseños similares al que vemos aquí abajo.

    Pirámide alimentaria antigua
    Pirámide alimentaria antigua

     

    Pero como muy bien explica Roberto Méndez en su artículo La gran mentira de la pirámide nutricional:

    “La actual pirámide nutricional, creada en Estados Unidos en la década de los años ’70  no siguió consejos de salud, sino más bien intereses económicos.”

    Si quieres entender el porqué de esta afirmación, puedes leer el artículo completo en este enlace: La gran mentira de la pirámide nutricional.

    En los últimos tiempos, y a la luz de la información nutricional actual, la pirámide ha pasado a ser así.

    Pirámide alimentaria nueva

    ¿Qué significa esto? Pues que hemos de dejar de fundamentar nuestra alimentación en los cereales (y en los granos llamados no cereales, que usamos los celíacos) y hacerlo en las verduras.

    La nueva pirámide alimentaria

    Si nos fijamos en la imagen de la pirámide reformada, vemos que en la base se encuentran las frutas y las verduras. Las verduras son un alimento tremendamente saludable y energético. Tienen vitaminas, minerales, proteínas. Otra cosa que está muy desvalorizada en la dieta estándar son las proteínas vegetales. Mucha gente no sabe que las verduras tienen proteínas que son tan buenas como las de lo los productos animales. Por ejemplo, la berenjena tiene un 14% de proteína vegetal y el brécol hervido tiene un 52%.

    Lo ideal sería tomar unas 5 verduras diferentes al día, a ser posible dos o tres de ellas crudas. Una pequeña ensalada cada día es de lo más saludable para empezar la comida. O la cena.
    También son alimentos muy versátiles que se pueden cocinar de muchísimas maneras diferentes. Y además  llenan de color nuestra mesa. ¡Para nuestro cerebro glotón de imágenes los colores son un estímulo muy atractivo!

    Pero ¿que pasa con los cereales?

    Bueno, con los cereales pasan muchas cosas y en estos momentos vivimos una gran controversia. Pero este tema da para otro post y no me voy a extender aquí con ello. Lo que tienes que tener en cuenta es que debes comer menos cantidad. Si tu salud es buena y tu sistema digestivo funciona bien, basta con que los reduzcas. Si no, sería buena idea que los apartaras de tu dieta hasta que te cures. Esto vale también para los celíacos, los no- cereales si gluten no deben sustituir sin más a los que llevan gluten. Lo ideal es reducir su consumo al nivel de las proteínas aproximadamente.

     

    Si quieres mas información sobre las propiedades nutricionales de los alimentos puedes mirar la web de BEDCA, Base de datos Española de composición alimenticia.  Ahí hay un completísimo catálogo de alimentos y sus propiedades.

     

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies